Retenciones de IRPF

Las retenciones hacen referencia a las cantidades que se retienen al contribuyente por el pagador de determinadas rentas, con el fin de pagar sus impuestos. Es decir, es la cantidad que se retiene de un sueldo, salario u otra percepción para el pago de un impuesto.

Suele ser un porcentaje sobre las rentas de las personas o entidades que tengan que abonar o estén sujetas a retención.

Las retenciones deberán ser abonadas por el pagador a la Agencia Tributaria Española al final de cada trimestre natural.

¿Qué rentas están sometidas a retención o ingreso a cuenta?

  • Rendimientos de trabajo.

  • Actividades profesionales.

  • Otras actividades económicas.

  • Imputación de rentas por cesión de derechos de imagen.

  • Ganancias patrimoniales.

  • Otras ganancias patrimoniales.

  • Rendimientos de capital mobiliario.

  • Rendimientos de capital inmobiliario.

Retenciones de IRPF

Las retenciones de IRPF son pago anticipados a Hacienda, es decir, cantidades de dinero adelantadas a cuenta a la AEAT.

La ley que regula este impuesto establece los porcentajes a aplicar en cada caso.

Ingresos a cuenta

Son las cantidades que se ingresan en Hacienda por el pagador de determinadas rentas.

Los ingresos a cuenta pueden ser repercutidos por quien los realiza al perceptor de las rentas.

¿Quién está obligado a realizar retenciones?

Para saber si el autónomo está obligado a incluir retenciones en sus facturas, hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Si el autónomo está dado de alta en actividades empresariales (IAE). Si pertenece a la categoría de actividades profesionales y artísticas, sí está obligado a aplicar retención IRPF en sus facturas. En el caso de la actividad sea empresarial (ganadera, mineras, industriales, etc.), no existe dicha obligación.

  • Tipo de cliente. Si el cliente es un particular, la factura no debe incluir el IRPF. En caso contrario, si nuestro cliente es autónomo o actúa a través de una empresa, dependiendo la actividad que ejerza, la factura podría aplicar el porcentaje de retención de IRPF.

  • Tipo de retención. Los autónomos que ejerzan actividades profesionales y artísticas deben aplicar, como normal general, un 15% de IRPF en sus facturas.

    En el caso de que el autónomo ha iniciado su actividad durante este ejercicio y durante los 2 años siguientes, podrá optar por aplicar un 7% de IRPF.

Si estás obligado a realizar retenciones y por lo tanto presentar los modelos tributarios correspondientes, Calendario Fiscal te recomienda utilizar un programa web que te ayude a gestionar todos tus impuestos.

Nosotros hemos probado Contasimple, una herramienta web completa que te permite generar facturas, llevar la contabilidad al día y rellenar automáticamente todos los impuestos.